La alopecia areata es un tipo de alopecia que se caracteriza por la presencia de zonas redondeadas sin pelo, generalmente en el cuero cabelludo, aunque también puede caerse el pelo de las cejas, pestañas y del resto del cuerpo; afecta por igual a hombres y mujeres de cualquier edad desde la infancia y sus episodios pueden repetirse a lo largo de la vida.

Aunque la causa no está definitivamente establecida, se sabe que la alopecia tiene un origen autoinmune y parece que la genética influye en el desarrollo de la alopecia y que el estrés puede ser un desencadenante.

Como todo problema que afecta a nuestro cabello, puede influir en nuestra calidad de vida y nuestra autoestima puesto que las áreas sin pelo pueden resultar antiestéticas. La buena noticia es que tiene solución aplicando los tratamientos específicos en las primeras fases para evitar que avance más, como el láser y las vitaminas que son muy efectivos para el tratamiento de la alopecia areata.

Como siempre, realizar un diagnóstico es fundamental para poder aplicar la solución a medida de cada caso. No dudes en consultarnos ante los primeros síntomas de pérdida de cabello.